El Proceso de Evaluación y Certificación de las Competencias Laborales (PECCL), valora al operario reconociendo la experiencia adquirida en el desarrollo de sus labores, sin haber recibido formación académica.

Adicionalmente permite al empresario cualificar su personal y dé prioridad a las capacitaciones transferibles y a la gestión eficiente de los recursos humanos.

“certificar las competencias específicas en cada puesto de trabajo es indispensable en todos los niveles de la organización, empezando por la Junta Directiva y hasta el cargo más bajo o sea asegurar los dos extremos de todo el capital humano”

La conveniencia del PECCL – Proceso de Evaluación y Certificación de las Competencias Laborales

La literatura revisada con respecto a la certificación de competencias laborales hace énfasis en que ésta es el “equivalente de los controles de calidad a nivel individual … hace transparentes los mercados de trabajo internos y externos, facilita un acceso equitativo de los trabajadores a los mercados de trabajo, facilitando además su movilidad dentro de los mismos, y promueve que en las empresas se Además, constituye un instrumento para aumentar la pertinencia de la formación inicial y continua y para centrar los objetivos de la formación en grupos que tengan necesidades especiales, así como para mejorar y facilitar la orientación durante la carrera del trabajador (…)” OIT, 2004.